Ir a cartografía

Ecosistema Reciclado


Plataforma que busca la divulgación e investigación en tecnologías y modelos de gestión de ecosistemas con límites difusos entre lo natural y lo artificial.

Partimos de entender que la contraposición entre artificial y natural es una dicotomía ya obsoleta, que hace tiempo que estas dimensiones no se pueden entender por separado. Este proyecto comienza con el estudio de un contexto local en el que esto se hace especialmente patente, el Parque Natural El Hondo; simultáneamente una obra de arquitectura e ingeniería civil y una de las zonas húmedas más valiosas de Europa.

¿Qué significa aquí la conservación natural, cuando el propio ecosistema ha sido resultado colateral de una actividad económica que continúa siendo necesaria para su existencia?

¿Por qué es una nueva extensión profesional del Arquitecto?

Esta iniciativa nace a partir de un Proyecto Final de Carrera de Arquitectura, por lo que cabe preguntarse por qué es Arquitectura y por qué puede ser una nueva extensión profesional.

Planteamos la incorporación de la figura del arquitecto dentro de un nuevo marco social y tecnológico, ampliando su ámbito laboral y construyendo un nuevo colectivo profesional que a partir de sus conocimientos y vivencias crea herramientas tecnológicas de mediación que le permiten rearticular proposiciones proyectuales, nuevos hábitos de diseño y nuevas dialécticas constructivas.

El ecosistema es un laboratorio para explorar nuevos campos, modos de investigar y proyectar del Arquitecto. Deberíamos preguntarnos ¿podríamos gestionar y proyectar con este tipo de plataformas digitales interactivas? De ser así, sería trasladable a cualquier proyecto arquitectónico de construcción, patrimonio, rehabilitación, energético y urbanístico; aplicable a modelos de gestión de procesos constructivos, incluso como herramienta para la regulación de marcos sociales, legales, económicos y de sostenibilidad.

¿Por qué es un proyecto sostenible?

Porque los criterios de sostenibilidad en el ámbito social, económico y medioambiental, permiten re-activar usos y actividades nuevas vinculadas a la tradición histórico-cultural, lo que posibilita re-interpretar un proyecto arquitectónico y re-alimentar sus recursos, logrando alcanzar en el caso que nos ocupa un ecosistema re-ciclado. Se construyen acciones puntuales y elementos básicos como: gestión y montaje de talleres, conferencias, charlas, actuaciones construibles físicas y digitales. El objetivo es alcanzar soluciones desde el conocimiento y la dimensión relacional entre los agentes en el territorio y que forman parte del proyecto arquitectónico, con criterios constructivos, a través del reciclaje de los recursos y los elementos que ocupan el lugar.

¿Por qué el proyecto adquiere dimensión relacional?

Porque difícilmente entendemos y respetamos aquello que desconocemos. La transmisión y divulgación de un conocimiento permite superar límites físicos, sociales, políticos y geográficos. Las diferencias y controversias existentes entre los agentes, enriquecen al proyecto, pero es necesario compatibilizarlas, buscar puntos en común encontrar una dimensión relacional. Lo que Bruno Latour describió como “Asamblea de humanos y no Humanos…la naturaleza somos todos”. No son necesarias intervenciones inmediatas, ni exclusivamente construibles, se considera preferiblemente gestionar, dinamizar con acciones y consolidar con actividades para revitalizar el ecosistema, conseguir que funcione y trabaje de otra manera, hasta que surjan nuevos proyectos. El arquitecto adquiere una nueva dimensión y compromiso en su desarrollo profesional. Actúa como agente de mediación y gestión entre él y lo que le rodea, utiliza nuevas herramientas tecnológicas de dimensión relacional, haciendo uso de una sostenibilidad global que le permiten generar nuevas maneras de proyectar.